En general los quesos maduros son quesos que llevan un proceso de maduración después de su fabricación, con el que adquieren un sabor, olor y textura especiales. Tienen una pasta firme, un sabor y color más intenso, y menor contenido de agua que los quesos frescos, por ello este tipo de quesos no sueltan suero.

suave y aromático, delicado y ligeramente ácido. Se utilizan en platillos elegantes ya que funde con el calor. Se acostumbra acompañado de vino tinto, pan de corteza y cítricos como toronja, naranja y lima.

El queso Provolone tiene su origen en Italia. Es un queso hilado en forma de bola, elaborado en sus orígenes con leche de búfala. Durante su maduración se cuelga en cuerdas, lo que le proporciona una corteza dura y algo obscura al ser ahumado, lo que le da un sabor fuerte y ligeramente salado. Funde con el calor, aunque por su sabor dominante, más bien se acostumbra comer al tiempo, acompañado de cerveza y embutidos.

Flor de Alfalfa los elaboran a base de pura leche de vaca, entera y pasteurizada. Se utilizan en platillos elegantes en los que es importante el sabor más definido del queso, o para acompañarse con pan, vino y algunas frutas.

El queso tipo Manchego tiene su origen en la región de la Mancha, en España. Dentro de los quesos maduros, tiene un sabor